SARDINAS

Sí, sí, sí...
una buena elección
Sardinas y Colesterol

Cosa rica donde las haya, además baratas, a la plancha insuperables, un truco para que no huela toda la casa a sardinas cuando las cocines es poner una o dos hojas de laurel en la plancha donde las estés haciendo, atenúan muchísimo el olor típico. Como todos los pescados azules, su materia grasa es altamente beneficiosa para incrementar la producción en nuestro organismo de el "colesterol bueno o HDL", inclúyelo al menos una vez a la semana en tu dieta.